Peter Jok, a Murcia: el refugiado sudanés que empezó a jugar al basket por el McDonalds

“Somos originariamente de Sudán y Sudán tiene una larga historia de guerras”. Así comienza el viaje la vida de Kacoul Dut ‘Peter’ Jok, alero de 1.98 metros y 26 años que será nuevo jugador del UCAM Murcia para la temporada 2020-21.

Todo cambió con el asesinato de su padre, general del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, que fallecía durante la Segunda Guerra Civil Sudanesa. Si dices su nombre, todos en Sudán del Sur lo conocen. Yo no lo conocí tan bien, pero las historias que escucho de todos los demás son historias geniales. Parecía un gran hombre, dice al Cronkite News un Jok que tenía tres años cuando perdía a su padre. También caía en la batalla su abuelo, jefe de su poblado.

Así se abría el camino de la inmigración para el resto de miembros de la familia: primero a Uganda y después a Estados Unidos. Era el 9 de diciembre de 2003: Mi abuela que estaba en Iowa encontró un sponsor en Des Moines Iowa st. Ambrose Cathedral y los primeros seis meses que vinimos a América nos apoyaron con el alquiler, con la comida, con todo. Llegamos con la ropa que traíamos y nada más. Y todo sin saber una palabra de inglés y pensando que “hacía mucho frío, quería volver”.

(Jeff Becker-Universidad de Iowa)

Y aquí se cruzó el baloncesto en su vida. Un equipo de chavales de 9-10 años llamado Riders que fue a su casa a pedirle que se incorporara a jugar con ellos. Pero su primera experiencia no fue muy satisfactoria. “No quería jugar. Mi madre y él [Mike Nixon, su guardián en Estados Unidos] me hicieron ir a algunos entrenamientos para ver cómo era, pero lo odiaba”, reconoce en el documental del Big Ten Network. ¿Por qué siguió? Por el premio de ir a comer al McDonalds con el equipo.

Fue con 13-14 años cuando se dio cuenta de que “tenía que tomarme el baloncesto en serio porque podía llevarme a sitios donde no había estado antes”. Jok asistió al Theodore Roosevelt High School de Des Moines. En su primer año fue elegido por Scout.com como uno de los diez mejores proyectos de todo el país y empezaban a lloverle las ofertas universitarias: Marquette, Illinois, Kansas, Louisville, Nebraska, Wisconsin, Kansas State…

En 2010 era invitado al Nike Top 100 camp en St. Louis, siendo uno de los 30 jugadores de primer año que asistieron al evento. Pero allí todo volvió a cambiar: se rompía el tendón rotuliano pese a pensar en un primer momento que sólo era una tendinitis. Tenía que pasar por el quirófano pero muchas de las ofertas desaparecieron… salvo la de Fran McCaffery, entrenador de Iowa, que sabía por los servicios médicos de la Universidad lo largo de la posible recuperación.

“Estaba recibiendo ofertas de todos y, de repente, me lesioné y todos se fueron. A medida que crecía, me di cuenta de que todo sucede por una razón y esto es parte de un negocio, y querían que lo mejor viniera a jugar para ellos. Pero en ese momento, era nuevo para mí”, dice a SB Nation.

Jok reconoce que no estuvo al 100 % hasta su segundo año en la Universidad, duplicando los promedios de anotación. En la Universidad fue compañero de Aaron White o Jarrod Uthoff.

(Brian Ray/hawkeyesports.com)

En 2017 fue incluido en el mejor quinteto de la Big Ten Conference tras promediar 19,9 puntos y 5,5 rebotes por partido. Sin embargo, no era escogido en el Draft de la NBA de 2017, participando dos cursos en la G-League en el equipo afiliado de los Phoenix Suns, los Northern Arizona Suns.

Su primera temporada overseas, la 2019-20, la ha disputado en el Cholet francés donde ha sido uno de los mejores tiradores de la competición promediando 10,2 puntos, 3,1 rebotes y 1,2 asistencias con un 47,1 % de acierto en triples.

Ahora emprende un nuevo viaje, a España usando, como reconoce a CBS2Iowa, a su madre “como motivación para ser la mejor persona que puedo ser y lograr todo lo que pueda deportivamente para poder devolvérselo. Mi madre lo hizo todo sola”. Una madre, Amelia Ring Bol, que con los años volvió a Sudán del Sur para convertirse en representante de la Asamblea Legislativa Nacional. ¿Les suena el apellido? Sí, el que fuera NBA Manute Bol era su tío.

(Foto: Simon Godet)

Related articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies