Sulejmanovic, el hijo de la guerra predestinado a brillar en España

“Si me ves luchando con un oso, reza por el oso”, dice la descripción de su perfil de Twitter. 

Si algo ha tenido la vida de Emir Sulejmanovic ha sido una constante lucha desde su nacimiento. Vino al mundo en un bosque cercano a Srebrenica, dos días después de que se iniciara la matanza que acabó con la vida de más de 8.000 personas de etnia bosnia-musulmana. Era el 13 de julio de 1995. 

“Ahora no hay nada, sólo árboles, no hay vida ni nada. Un bosque donde estaba el pueblo donde vivía mi familia. Hay una montaña y el río Drina que nos separa de Serbia. Como tiraban bombas, la gente se fue a esconder donde no había casas, al bosque. Quedan algunas casas de vacaciones porque es una naturaleza muy guapa. Cuando voy a Bosnia en verano me gusta ir allí, me llama”, dice en una entrevista a Radio Marca Bilbao.

Y es que su historia sólo acababa de empezar aunque reconoce que lo hizo con un poco de “suerte, sin médicos, sin hospital, naces en medio de la nada, sólo escuchas como las bombas caen, la gente está gritando. Me puedo imaginar cómo fue este momento”.

Su padre había sido hecho prisionero y mandado a un campo de concentración durante casi un año. Por eso, su madre, Vahdeta, con sus dos hijos, tuvo que huir de la guerra y acabar en un campamento de refugiados de Cruz Roja en zona neutral.

(Foto: ACB Photo/Arrizabalaga)

“Queríamos ir a Alemania, donde estaba un hermano de mi padre, pero no aceptaban refugiados. Las opciones eran Estados Unidos, Australia o Finlandia y elegimos esta última por estar más cerca de Bosnia”, revela.

Allí empezaba una nueva vida en la que esperaba un nuevo revés repentino: “Mi madre murió cuando tenía cinco años en Finlandia”. Fue su padre, que ahora jubilado suele vivir con Emir en sus diferentes destinos profesionales, el que tuvo de tirar del carro. “Familia por encima de todo”, reza también su cuenta de Twitter.

Fútbol, kárate y baloncesto fueron los tres deportes que comenzó a practicar, decantándose por este último. Fue un campeonato de Europa Sub-16 con Finlandia en Strumica el que cambió su vida: “Me vio un scout de Olimpija [Dragan Janjic] y me llamaron para una prueba de siete días. Fui a dar todo y a ver qué dicen. Me quisieron y firmé dos años con 16 y medio”.

Agradecido a Finlandia por brindarle “la oportunidad de hacer algo de nuestra vida y eso se agradece. Quién sabe donde estaría si me hubiera quedado en Bosnia en esta situación”, se decidió por jugar con su país de nacimiento (“la sangre tira”).

Sulejmanovic, MVP de Hospitalet (Foto: Jordi Montraveta)

Pero España estaba en su destino. Primero, en el Torneo Junior de Hospitalet, proclamándose MVP del mismo con promedios de 20 puntos y 13,5 rebotes en el que estaban Porzingis y Hezonja y atrayendo las primeras miradas del Barça. Después, “debutando en Euroliga contra el Madrid en mi segundo año, con Mirotic. Este día no lo voy a olvidar nunca, una buena manera de debutar”.

Con 18 años llegó a Barcelona a entrenar con el primer equipo y jugar con el segundo en una experiencia en la que “aprendí mucho pero es un sitio muy difícil. No jugaba nada pero aprendía muchas cosas. Te ayuda para crecer. Hay muchos jugadores con nivel en el primer equipo y si quieres tener una oportunidad tienes que llegar a su nivel o ser mejor. Tienes que estar preparado por si te llega porque puede que no te llegue nunca más”. En aquel equipo estaban entre otros Justin Doellman, Bostjan Nachbar o Ante Tomic.

Italia, la Orlandina de Basile, y Croacia, la mítica Cibona de Zagreb, fueron sus siguientes destinos antes de firmar por el Montakit Fuenlabrada que lo cedía al Breogán de Lugo. Y allí se asentaría durante dos temporadas, logrando en la primera la Copa Princesa y el ascenso a la Liga ACB doce años después.

Tras su primera temporada completa en ACB reconoce que el final “fue difícil porque habíamos bajado con Breogán y me quedaron unas sensaciones un poco malas y de rabia porque tenía una conexión y me llevaba muy bien con la afición”.

Sin embargo, el RETABet Bilbao Basket se cruzaba en su camino. “El día que me llamó Álex [Mumbrú] no dudé nada. Quería seguir en ACB”, dice. Doce titularidades en veinte partidos, mejora de sus promedios hasta 6,1 puntos y 5,3 rebotes con un 45,5 % de acierto en triples superando una lesión de muñeca. Pero, sobre todo, un 2020 brillante, clasificación para la Copa incluida con 11,75 puntos y 6,375 rebotes en ocho partidos.

Sulejmanovic, tras consumarse el descenso del Breogán (Foto: ACB Photo/Senande)

Cuatro fuerte que pone toda la energía en la pista, ha vuelto a demostrar lo que decía en su presentación: “Siempre voy al máximo, nunca me guardo nada. Siempre voy al 100 %”. Pero siempre siempre con su madre en la mente y el corazón buscando “hacer que te sientas orgullosa, te lo prometo”.

Y es que Sulejmanovic sigue creciendo. En Bilbao, revelación de la presente Liga Endesa ha aprendido que “en lo deportivo todo es posible, que las cosas se pueden conseguir haciendo ciertas cosas bien y creyendo en el trabajo que estás haciendo”.

Como todo jugador tiene el sueño de la NBA: “Para esto se trabaja, para mi de momento quiero intentar llegar a la Euroliga pero la NBA nunca se descarta, es el nivel máximo al que puedes llegar”. Es fan de los Lakers, “porque está LeBron”.

En pleno confinamiento, reconoce que la guerra y la crisis por el COVID19 son igualmente de “horribles porque la gente muere” pero que esta situación es más llevadera ya que “en la guerra mi padre no tenía ni luz ni internet ni otras cosas, que ahora sí tenemos”.

Sulejmanovic, dando el campanazo en el Palau (Foto: ACB Photo/Largo)

Related articles

Dylan Ennis, el ‘viejo’ renacido en Zaragoza

“Nunca pensé que iba a crecer, pensé que nunca me iba a suceder a mí. Era muy pequeño”. Desde la pared de la habitación de su casa en Brampton, Ontario, donde se tallaba con su hermano Tyler, arranca la historia de Dylan Ennis. Tenía 14-15 años y medía 1,49 metros pese a, como relata al […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies